30201695536_1e0e046271_o

Un equipo de gobierno para la misión

Los elegimos ayer (4/11/2016). Ha sido una jornada larga, llena de expectativas para quienes siguen las noticias de la CG36. Es que ellos son importantes. Tendrán un rol protagónico en el gobierno del nuevo Prepósito General. Ahora está completo el equipo.

Se trata de los asistentes ad providentiam y el admonitor. Son miembros del Consejo del General. Estarán muy cercanos, velando el devenir apostólico de la Compañía, pero sobre todo cuidando que el Superior Mayor de la Compañía de Jesús pueda hacer su tarea contemplando asuntos que no tienen solo que ver con la misión de manera directa, sino también con su vida espiritual, con su descanso, con su manera de ver el universo mundo y ahondar en los problemas que más llamen la atención.

Ellos tendrán que ser capaces de abordar al General cuando consideren que hay aspectos que no fluyen por caminos que van acorde a nuestro modo de proceder, al Instituto, a la calidad de la misión. Incluso estarán atentos a ciertas actitudes que pudieran haber sido inapropiadas para la situación que se está viviendo. Son su gente de confianza, a quienes él aprenderá a escuchar detenidamente. Es que la vida de un General demanda todos estos avatares de lo cotidiano. Es un hombre con defectos y virtudes como cualquier otro, e Ignacio quiso ofrecer este apoyo al Prepósito para que su gobierno pudiera ser más fructífero, más acorde a lo que le exigen las circunstancias que se le presentan.

En la fórmula No. 137 dice que el admonitor “sea un hombre apreciado como persona religiosa, familiar con Dios en la oración, entrado ya en edad, de buen juicio, maduro y muy estable emocionalmente…” Esto nos da el talante de su trabajo. Será quien acompañe, anime y guíe el espíritu de servicio con el que el General se entregará cada día. Nos tenemos que situar en la vida normal de un ser humano común y corriente, que tendrá aciertos y desaciertos. Ahí, este acompañamiento se torna primordial para la sostenibilidad de la misión.

Los hombres de cinta verde han ejercicio la democracia. Sí, exacto. Algunas personas piensan que en la Compañía todo es verticalidad, pues que sepamos todos que los cargos más relevantes de gobierno de los jesuitas se eligen por votación directa de representantes de la Compañía universal. Ellos se quedarán hasta la próxima congregación general, a no ser que se produjera alguna situación contemplada por nuestras normas. Arturo Sosa está listo para gobernar. Encomendamos su labor. Orar, discernir y tomar decisiones. La congregación ha terminado de elegir el equipo central, un gobierno para la misión. Estamos en marcha.

Gustavo Calderón Schmidt, S.J.

Elector – Ecuador

 

 

Acceso